Ruta en bici por España para que la basura no acabe en el mar

Plástico

Hace unas semanas, a finales de verano, pasé unos días en Guardamar del Segura, un pueblecito de la costa alicantina. Uno de aquellos días llovió con bastante intensidad, tanto que cuando bajamos a la playa notamos bastantes daños. Pero lo que más me impactó, sin duda, fue ver los residuos que se amontonaban en los accesos desde el paseo marítimo. Lo que más había eran restos de toallitas y compresas. Además, paseando por la orilla del mar encontré trocitos diminutos de plásticos de colores y muchos palotes de bastoncillos. Por no hablar, de todo lo que dejamos “olvidado” tan cerca del agua que es inevitable que acabe en ella.

Residuos en la playa
Residuos en la playa

La semana pasada, María, de Hervidero de ideas, nos dejaba la siguiente reflexión en su Instagram: si tengo algo de plástico, ¿tengo que reemplazarlo por algo de otro material más respetuoso cómo puede ser la madera o el bambú? La respuesta es no, ya que uno de los principios de la sostenibilidad es aprovechar lo que uno ya tiene, como comentamos en el post sobre la ropa. El problema no es tener una jabonera de plástico (que, ya de paso, si necesitas una, puedes valorar comprarla de otros materiales) sino el uso indiscriminado de este material en productos de un solo uso como botellas de agua o envoltorios. Y, aún peor, deshacernos de ellos en cualquier parte.

Para concienciar sobre este tema, el protagonista de la historia de hoy, Rafa Sanchís, de Miss Pachamama, está haciendo una “Vuelta a España” en bici limpiando la naturaleza para que la basura no acabe en el mar. Cuando le hice la entrevista estaba todavía en Galicia pero ahora ya está en Madrid, el ecuador de su viaje. Ha recorrido 2.629 kilómetros y recogido 641 kilos de basura. Su objetivo principal, además de evitar que toda esta cantidad de residuos acabe en el mar, es sensibilizar a la gente sobre el uso abusivo de los plásticos.

Rafa Sanchís, de Miss Pachamama
Rafa Sanchís, de Miss Pachamama, está haciendo la “Vuelta a España” en bici recogiendo residuos

Entrevista a Rafa Sanchís, de Miss Pachamama: “Me he encontrado España más sucia de lo que pensaba”

Miss Pachamama en redes sociales

Web| YouTube | Instagram | Facebook

¿Cómo de sucia te has encontrado España?

Me la he encontrado mucho más sucia de lo que pensaba. Antes de salir ya sabía que iba a encontrar basura pero cuando te fijas en la cantidad de basura que hay en parques naturales, alucinas,… en las playas la basura está y pasa desapercibida a nuestros ojos. El problema es que nos hemos acostumbrado a esa basura y no nos molesta a la vista. Y luego desde que estoy con este proyecto de recogida de basura y concienciación, ahora veo basura en todas partes. Si te vas a las cunetas de las carreteras nacionales son ríos de basura. Tenemos un problema gordo con este tema así que hay que luchar contra ello.

¿Qué sitios has visitado hasta ahora y cuánta basura has evitado que acabe en el mar?

Salí de Valencia de las Torres de Serrano, en el barrio del Carmen, en el casco histórico, que es donde vivo, el 14 de julio. De ahí cogí la vía verde de Ojos Negros hacia Teruel, de ahí a Zaragoza, por el Camino del Cid, Tudela, por el Canal Imperial de Aragón, Pamplona, San Sebastián por la vía verde del antiguo tren del Plazaola, que es espectacular, Bilbao, Castrourdiales, Santander, Oviedo, y ya Ribadeo y Coruña. Siempre intento dentro de mis posibilidades ir por caminos, ir por espacios naturales y evitar las carreteras, no siempre se puede pero en gran parte del viaje lo he hecho. Eso hacen un total de 1.834 kilómetros y en kilos de basura, llevo 599. He superado en Coruña la media tonelada.

¿Cuánto tiempo durará este viaje por España?

El viaje no tiene fecha de vuelta. Para mi es importante acabar lo que me he propuesto y, cuando emprendes una aventura así, lo peor que puedes hacer es ponerte el tiempo en tu contra. Hay muchas más posibilidades de que no lo acabes. Mi único objetivo es acabar la vuelta España, llevo casi la mitad en dos meses, me deben quedar unos tres meses, que es más del tiempo que pensaba en un inicio. Ahora estoy pensando en acabar entre noviembre y diciembre pero si se alarga un poco tampoco pasaría nada. La única fecha límite que tengo sería estar el 24 de diciembre en Nochebuena cenando con mi familia porque si no mi madre me mata. Pero más allá de eso, el tiempo que el proyecto necesite. Creo que es un proyecto chulo y al que le he dedicado mucha energía como para no darle el tiempo que necesita.

¿Qué haces con toda la basura que recoges?

La basura la recojo siempre en espacios naturales, la meto en un carro que llevo enganchado a la bici, que es un carro de carga de metal amarillo que llama bastante la atención y en ese carro la transporto al siguiente pueblo, a los kilómetros que esté. He llegado a hacer un máximo de 25 kilómetros (eso me pasó en las Bardenas, que es un desierto en el sur de Navarra), aunque lo normal es que estén los pueblos a 5 o 6 kilómetros, siempre te encuentras alguna zona. La llevo al siguiente pueblo, la peso con un pesamaletas que tengo y la tiro al contenedor de reciclaje correspondiente.

¿Qué tipo de residuos son los más recurrentes?

La gran mayoría de cosas que recojo son botellas de agua de un solo uso y latas de refrescos y cerveza. Luego he recogido todo tipo de cosas, pero principalmente esto. Esto qué significa también: que tenemos un problema de consumo de plástico. Yo no intento concienciar solo sobre los residuos que hay en la naturaleza y dar visibilidad a la basura y la necesidad de recogerla, que sí, que es el objetivo principal, pero hay otro objetivo de concienciación en el viaje que para mí tiene la misma importancia que es sobre el consumo de plástico que hacemos en el día a día. Las compras que hacemos en el supermercado están llenas de plástico.

El plástico no es 100% reciclable, se consigue reciclar en torno al 60% y además el plástico que se recicla va perdiendo calidad. Esto hace que estemos en constante producción de plástico. Tenemos otros problemas como que a las empresas muchas veces les sale más barato comprar plástico recién creado en países con mano de obra muy barata que comprar plástico reciclado en países occidentales. Y, luego, los envases de comida tienen varias capas de plástico. La capa interna, la que toca el alimento por temas de higiene y a nivel de legislación, tiene que ser una capa como virgen o recién creada. Esto hace que estemos en constante producción de este plástico.

Entonces yo intento concienciar sobre la importancia de las compras a granel, hacer compras alternativas al modelo que se nos plantea hoy en día en las grandes superficies. Tenemos que volver a las compras de hace 30 y 40 años, a granel, llevando tus envases y devolviendo los envases. Es la única forma de que el planeta sea sostenible. Solo por recoger la basura, que está muy bien y hay que hacerlo, no se va a arreglar la situación. Tenemos que ir un paso más allá y conseguir hacer compras conscientes.

¿Qué significa este viaje para ti?

Este viaje para mí es muy importante en mi vida. Creo sinceramente que va a marcar un antes y un después. Para mí tiene dos partes. Una parte social, de concienciación, de luchar por una causa que creo y en este sentido me demuestra que una sola persona que cree en lo que hace y que le pone mucha energía es capaz de concienciar a mucha gente y que se una al proyecto y entre todos sí que se pueden cambiar las cosas. Uno solo puede mover a la gente y un grupo de gente puede cambiar las cosas. En este sentido estoy muy contento de todo el apoyo que está recibiendo el proyecto, de los mensajes que recibo de gente que antes no recogía basura y ahora sí, y gente que antes consumía mucho plástico y ahora ya no, tanto gente que no conozco de nada como la gente más cercana a mí. El otro día hablando con mis padres por teléfono, hablábamos de que ellos desde que yo estoy haciendo este viaje, han reducido en casa el consumo de plástico en un 80%. Pues casi se me saltan las lágrimas. Creo que fue de los momentos más emocionantes en este viaje y mira que me han pasado cosas chulas en el viaje. En ese sentido, estoy contento por estar consiguiendo aunque sea un poquito, concienciar a alguna gente para que tome unos cambios súper importantes.

Luego está la parte personal del viaje. A mí me gusta mucho la aventura y es la primera vez que me enfrento a una aventura tan larga en el tiempo. Hay una parte que la estoy disfrutando mogollón y demostrarme a mí mismo que este tipo de esfuerzos los puedo compaginar, que llevo muy bien estar muchas horas solo, entonces también contento en este sentido.

¿Cómo financias el viaje?

Este es un viaje 100% autofinanciado y autogestionado. Es decir, no tengo ayudas ni a nivel económico ni logístico. Yo me preparé la ruta, yo me busco las zonas de acampada para hacer acampada libre, yo recojo la basura, yo grabo los vídeos, edito los vídeos, los subo a Internet, manejo las redes sociales. Entonces, a nivel económico son todo mi propio dinero, mis ahorros. He estado trabajando los tres últimos años y yo vivo de una forma muy sencilla en el día a día, lo que me ha permitido ahorrar y poder hacer este proyecto. En un viaje en bici, además, si no pagas por dormir y haces siempre acampada libre y no pagas por beber agua porque utilizas siempre fuentes públicas, se gasta relativamente poco dinero, lo cual viene muy bien para poder alargarlo en el tiempo.

No busco patrocinadores, por lo menos a nivel económico. Sí para otros viajes igual podría ser que colaborase con alguna empresa si yo necesitase algo de material y la empresa me gustase cómo hace las cosas a nivel equipo en los negocios, sino siquiera colaboraría con ellos. Pero a nivel económico no tengo necesidad y luego tengo muy claro que el objetivo principal del viaje es la concienciación con estos dos mensajes: los residuos en los espacios naturales y el consumo de plástico. Lo que no quiero es desvirtuar estos mensajes con patrocinios y teniendo que hacer publicidad para ciertos productos, etc. por lo menos no ahora, no es el momento. He recibido ciertas ofertas de patrocinios pero las he rechazado porque creo que no es en lo que tengo que estar centrado ahora. Tengo que estar centrado en transmitir este mensaje.

¿Qué proyectos tienes cuando acabes el viaje en bicicleta?

Cuando acabe el viaje ya se verá. Ahora hay que estar centrado en acabar este, que requiere mucha energía mental y al final de lo único que quiero estar pendiente con todo lo que hay que hacer en una aventura así es en conseguir dar pedales al día siguiente y avanzando y seguir recogiendo basura.

Más allá de eso, la cabeza de alguien soñador y aventurero como yo evidentemente no para. Hay tres cosas que tengo muy claras en la vida o que desde hace un tiempo las tengo muy claras: lo primero es el guacamole, que me flipa y es lo mejor que se ha inventado. La segunda es que disfruto mucho de hacer este tipo de aventuras en medios de transporte que mueve el cuerpo y hacer acampada por ahí, ya sea en bicicleta, en kayak, caminando, nadando, lo disfruto muchísimo. Entonces quiero seguir haciendo este tipo de aventuras y quiero ayudar a la gente a reducir el plástico que consume en el día a día a la vez que conciencio sobre los espacios naturales y la basura que hay. Entonces estoy intentando ver la forma de cómo puedo combinar estas aventuras y esos objetivos que tengo de concienciación y de reducción del plástico y poder ganar un sueldo que me permita vivir, pagarme las cosas, pagarme las aventuras, pagar el alquiler de mi piso en Valencia y con eso estoy. Puedo adelantar que para 2019 tengo ya en la cabeza entre cuatro y cinco aventuras de este estilo que quiero hacer, más cortas, evidentemente no pueden durar cinco meses o así como va a durar esta, pero aventuras de dos tres semanas, cinco semanas tengo cuatro o cinco en la cabeza para 2019. Así que parece que hay Miss Pachamama para rato.

Miss Pachamama en redes sociales

Web| YouTube | Instagram | Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *